IAB Spain, la Asociación de la publicidad y la comunicación digital en España, ha presentado el Estudio Anual de Televisión Conectada 2019, cuyo objetivo es dimensionar el mercado de la TV Conectada en España y descubrir las oportunidades de negocio del formato. El estudio, liderado por la Comisión de TV Conectada, está patrocinado por Agile TV y Smart Adserver y se ha realizado junto con nPeople.

El usuario de TV Conectada

A la hora de dimensionar el mercado, el estudio pone de manifiesto que el 57,5% de la población española dispone de una Smart TV. De este porcentaje, el 49% se conecta habitualmente a Internet desde una Smart TV, lo que la posiciona como tercer dispositivo de acceso a Internet, solo por detrás del smartphone y el ordenador (sobremesa y portátil).

En cuanto al perfil de aquellos que poseen una Smart TV y la utilizan para conectarse a Internet, destaca una conectividad más marcada en el target masculino (52%) y fundamentalmente joven (entre 25 y 54 años). El 64% de los internautas utiliza servicios de contenido audiovisual a través de Internet, independientemente del dispositivo de acceso; ya sea Smart TV, TV analógica conectada a un ordenador, portátil o consola, a un dispositivo Blue-Ray, un Set Top Box u otros dispositivos con conectividad. A partir de ahí, sobresale que el 71% de los usuarios de servicios de contenido audiovisual digital acceden a través de la Smart TV.

Entre otros dispositivos, el 78% de los internautas accede a servicios de contenidos audiovisuales digitales a través de su Smart TV, bien mediante la propia Smart TV (71%) o a través de otros devices que posibilitan la conexión a Internet tipo Set of Box (28%) o Consolas (34,7%).

Hábitos de consumo

Aunque la media de consumo diario de contenidos audiovisuales a través de Internet es de 134 minutos, el 54% de los usuarios de contenido audiovisual digital dedican entre una y tres horas diarias al consumo de contenidos en este tipo de plataformas.

El prime time del consumo lineal vs digital coincide entre las 21:00 y las 23.00 horas, si bien el consumo lineal está vinculado al momento comida/cena y el digital a los momentos de ocio. Poniendo el foco en el consumo digital, la Smart TV es el dispositivo más utilizado en este horario (58,6%), seguido del Set of Box (46,4%), el Smartphone (42,8%), el portátil (37,6%) y el pc de sobremesa (33,1%). Por su parte, los menores de 45 años son el target protagonista puesto que su hábito de conexión a contenidos audiovisuales por Internet es mayor.

Contenidos de pago y publicitarios

Por tipología de contenidos, el estudio subraya que el cine (58,7%) y las series (nacionales 40,4% y extranjeras 53,2%) lideran el consumo de contenidos audiovisuales a través de Internet; contrastando con los contenidos que destacan en el consumo lineal, liderados en este caso por los Informativos (63,7%).

El estudio también analiza los servicios de pago de estas plataformas y subraya que 42,3% de los usuarios de servicios de contenido audiovisual digital valoran una rebaja en el precio mensual de suscripción como un incentivo de aceptación de publicidad. En cuanto a las plataformas gratuitas, el estudio indica que casi el 80% de los encuestados acepta la presencia de publicidad a cambio de poder ver contenidos audiovisuales.

En esta línea, el estudio también examina el comportamiento de los usuarios ante la presencia de publicidad.

Realizar otras tareas cuando aparece un bloque publicitario es lo más habitual para el 46% de los usuarios de contenidos audiovisuales digitales; aunque destaca que un 20,5% declara prestar atención a la publicidad que ve e incluso un 7,4% manifiesta navegar por la publicidad que ve. Por otro lado, un 70% se posiciona a favor de un abaratamiento de los servicios de TV Conectada a cambio de una mayor presencia publicitaria, mientras que un 50% aceptaría publicidad siempre que la publicidad no interrumpa las emisiones.

Drivers de contratación y barreras de compra

Con el objetivo de vislumbrar las oportunidades que la TV Conectada alberga para las marcas y sus respectivas estrategias comerciales, el estudio indica que un 38% de encuestados tiene la intención de adquirir una Smart TV en 2020; motivados fundamentalmente por la posibilidad de acceso a Internet, un rasgo que señala el 67%.También se ha analizado la percepción de contenidos audiovisuales por Internet de los no usuarios (36% de la población internauta) y se concluye que más de un tercio no consume porque desconoce las posibilidades que ofrece la TV Conectada a Internet. En cuanto al factor precio, las rebajas en tarifas (55,5%) y ofertas de servicios gratuitos (46,5%) son las variables más valoradas de cara a la contratación; si bien el un 46,9% no pagaría más de 9€/mes y un 29% no estaría dispuesto a pagar nada.

Opinión de los Profesionales

Actualmente el 81% de los profesionales del sector percibe la TV Conectada como un medio publicitario con importantes ventajas competitivas para llegar a los consumidores y más de la mitad de ellos ya trabaja con una planificación específica para alcanzar a aquellos targets que cada vez consumen menos medios lineales. Por eso, el Presidente de la Comisión de TV Conectada, Víctor Solis (de la empresa asociada Freewheel), hace hincapié en la existencia de “nuevos hábitos de consumo del video y este nuevo inventario es parte de la evolución de la nueva televisión en un entorno fragmentado y con un nuevo marco legal (GDPR)”. Por eso, considera fundamental “un trabajo metódico y pedagógico de cómo se pueden optimizar estos nuevos estandartes y sistemas de medición para la introducción de la TV conectada en los planes de medios”.

Desde aquí tienes acceso al estudio

El desarrollo y lanzamiento de la Guía de cookies supone un paso importante para la industria digital porque adapta la versión anterior a la nueva normativa vigente sobre privacidad.

IAB Spain trabaja en favor del cumplimiento proactivo de la normativa y por lo tanto hemos puesto en marcha dos  cursos formativos (uno en Madrid y otro en Barcelona) en los que se explicarán los contenidos y novedades de esta Guía que actualiza al RGPD la de 2012.

  • Novedades en la información a aportar y en las obligaciones de transparencia
  • Formas de requerir el consentimiento
  • Distribución de las responsabilidades de las cookies

 

Docente:

Paula Ortiz, Directora Jurídica y de Relaciones Institucionales de IAB Spain

Cuándo y dónde: 

21 de noviembre en Madrid. 10.00am – 11.30am
Oficinas de IAB Spain. Pº de la Castellana, 113. 2º dcha. Madrid

28 de noviembre en Barcelona. 12.00pm – 13.30pm
Oficinas de The Valley . Passeig d’Isabel II, 12. Barcelona

Tarifa:
Curso gratuito para asociados de IAB Spain
50€ para no asociados

Inscripciones (asociados y no asociados):

Escribe a formacion@iabspain.es

IAB Spain junto con la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y las asociaciones Autocontrol, aea y adigital han presentado la Guía sobre el uso de las cookies, actualización a la nueva normativa de la primera guía en Europa sobre esta materia elaborada conjuntamente por la autoridad de protección de datos y los representantes de la industria.

La Guía, cuya versión anterior acumula más de dos millones de descargas, recoge las orientaciones, garantías y obligaciones que la industria debe aplicar para utilizar tanto cookies como tecnologías similares (fingerprinting y otras) cumpliendo la legislación vigente. El papel esencial que juegan las cookies para la prestación de numerosos servicios en Internet y, a la vez, las implicaciones que tienen en la privacidad de los usuarios ha determinado la necesidad de implantar un sistema en el que el usuario sea consciente de quién, cómo y para qué se están utilizando sus datos personales.

Durante la presentación de la Guía, la Directora General de IAB Spain, Reyes Justribo, ha puesto de relieve que esta actualización marcará un hito “puesto que sitúa al consumir en el centro, promueve que la industria digital tenga una herramienta útil para aplicar lo dicta la ley y consigue que el negocio siga evolucionando”.

El documento analiza la necesidad de obtener el consentimiento informado de usuario antes de instalar las cookies, recogiendo tanto la obligación de transparencia en la información como el consentimiento en sí mismo, teniendo en cuenta que la nueva normativa de protección de datos establece unos requisitos más estrictos. Además, la Guía se complementa con ejemplos prácticos de fórmulas válidas para recabar el consentimiento de los usuarios.

En cuanto a la transparencia a la hora de ofrecer información, la Guía determina que la información debe ser concisa, transparente e inteligible, utilizando un lenguaje claro y sencillo. Por tanto, debe evitarse el uso de frases confusas como “usamos cookies para personalizar su contenido y crear una mejor experiencia para usted” o “para mejorar su navegación”, o frases como “podemos utilizar sus datos personales para ofrecer servicios personalizados” para referirse a cookies publicitarias que almacenan información sobre el comportamiento de los usuarios mediante el análisis de los hábitos de navegación.

En el caso de que un usuario preste su consentimiento para el uso de cookies, la información debe seguir siendo fácilmente accesible, promoviendo la información por capas. La Guía clarifica también que esta información se debe facilitar antes del uso o instalación de las cookies mediante un formato visible, y que deberá mantenerse hasta que el usuario realice la acción requerida para otorgar el consentimiento o rechazar la instalación.

Modalidades de consentimiento

Como ejemplo de modalidad válida para recabar el consentimiento, la Guía incluye las opciones de aceptar, rechazar o configurar las cookies. Se admite la opción de “seguir navegando” como fórmula válida para obtener el consentimiento tras haber informado de ello, reforzando las garantías para que pueda ser considerada como una clara acción afirmativa e incorporando procedimientos para que denegar el consentimiento pueda ser tan sencillo como prestarlo.

En este sentido, la Guía indica que será necesario que el usuario realice una acción que pueda calificarse como una clara acción afirmativa. A modo de ejemplo, podrá considerarse así navegar a una sección distinta del sitio web (que no sea la segunda capa informativa sobre cookies ni la política de privacidad), deslizar la barra de desplazamiento, cerrar el aviso de la primera capa o pulsar sobre algún contenido del servicio, sin que pueda considerarse una aceptación el hecho de permanecer visualizando la pantalla, mover el ratón o pulsar una tecla del teclado.

El enlace o botón para administrar las preferencias debe llevar al usuario directamente al panel de configuración y podrá integrarse en la segunda capa informativa. La Guía recoge que en el panel podrán implementarse dos botones: uno para aceptar todas las cookies y otro para rechazarlas todas. Estas posibilidades se admiten con el fin de facilitar la navegación del usuario evitando que tenga que ir marcando una por una las cookies que acepta o rechaza, partiendo de la premisa de que se le ha ofrecido una información granular que le permita tomar decisiones de forma selectiva.

En la segunda capa, se añade la obligación de facilitar información sobre las transferencias de datos a terceros países realizadas por el editor; sobre la elaboración de perfiles, cuando implique la toma de decisiones automatizadas con efectos jurídicos para el usuario o que le afecten significativamente; y sobre el periodo de conservación de los datos, para que de este modo la información que se suministra contenga los extremos del artículo 13 del Reglamento General de Protección de Datos.

Por otro lado, la Guía también incluye un apartado sobre “actualización del consentimiento” en el que se destaca como buena práctica que la validez del mismo para el uso de una determinada cookie no tenga una duración superior a 24 meses y, que durante este tiempo, se conserve la selección realizada por el usuario sobre sus preferencias, sin que se le solicite un nuevo consentimiento cada vez que visite la página en cuestión.

Normativa aplicable

Las soluciones propuestas en la presente guía pretenden ofrecer orientaciones sobre cómo cumplir las obligaciones previstas en el apartado segundo del artículo 22 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico (LSSI), en relación con el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y la Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos y garantía de los derechos digitales (LOPDGDD).

Dadas las múltiples complejidades que plantea el uso de las cookies, estas orientaciones no pretenden ofrecer una solución general y uniforme para el cumplimiento de la ley, sino que deben servir de guía para que las entidades adopten decisiones sobre la solución más adecuada a sus intereses y modelo de negocio.

Por último, hay que recordar que existen una serie de cookies exentas (cookies técnicas), que quedan excluidas del ámbito de aplicación del artículo 22.2 de la LSSI y sobre las que, por lo tanto, no es necesario informar ni obtener el consentimiento sobre su uso. No obstante, por razones de transparencia la Agencia recomienda informar de su utilización y recoge el siguiente ejemplo de cláusula informativa: “Este sitio web utiliza cookies que permiten el funcionamiento y la prestación de los servicios ofrecidos en el mismo”.

En la imagen, de izquierda a derecha: la Directora General de IAB Spain, Reyes Justribo; el Presidente de IAB Spain, Ángel Fernández Nebot; el Vocal Coordinador de la UA y Relaciones Institucionales AEPD, Jesús Rubí;  la Directora Jurídica de IAB Spain, Paula Ortiz y el Vicepresidente de IAB Spain, Tacho Orero.

Puedes descargarte la Guía aquí 

IAB Spain, la asociación de la publicidad, el marketing y la comunicación digital en España, ha lanzado el primer Libro Blanco de Influencers, elaborado en colaboración con la Comisión de Influencers de IAB Spain.

El sector de los influencers evoluciona a un ritmo incluso superior al del propio mercado y suscita numerosas inquietudes. Por ello y también con el objetivo de mejorar la credibilidad, la transparencia y la eficacia del sector, se ha presentado el Libro Blanco de Influencers. Una guía que pretende unificar criterios a la hora de definir formatos publicitarios, pricing y aspectos legales en este sector.

El lanzamiento de este primer Libro Blanco de Influencers supone un impulso más para acelerar el crecimiento económico de la publicidad digital. No solo porque se concibe como una guía a la hora de plantear una campaña con influencers sino porque también acerca a los anunciantes a este sector, entendiendo los retos y las novedades que lleva asociado.

En ese sentido, destaca que el Libro Blanco de Influencers define el ecosistema del marketing de influencers, presentando a los actores que lo componen y estableciendo una clasificación de quienes lo integran. Además, establece cuál es la estructura de una estrategia de marketing de influencers y pone de relieve cada uno de los actores. Asimismo, el Libro Blanco hace especial hincapié en la medición, indicando cuáles son las métricas a analizar antes y después de seleccionar un influencer, estableciendo los objetivos de una campaña con influencers y detallando los resultados por plataforma.

Dado que el marketing de influencers es un modelo de negocio relativamente nuevo y se sostiene en un ecosistema complejo, el Libro Blanco también establece una serie de pautas que arrojan luz sobre su funcionamiento. En esa línea, establece un código de buenas prácticas en materia de briefing, de propuesta y de negociación/acuerdo y dispone una serie de requisitos legales que todo influencer debe conocer antes de lanzar sus campañas. Desde sus obligaciones en términos de transparencia, como a la hora de dirigirse a determinados públicos objetivos (con especial atención a los menores de edad) o de atender a recomendaciones y mecanismos para demostrar el cumplimiento en diferentes plataformas sociales, según el soporte utilizado.

El Libro, además de poner de relieve los aspectos que debe recoger un contrato con influencers, también presta especial atención a la interacción de los influencers con los derechos de propiedad intelectual, indicando cuáles son las diferentes figuras que puede adoptar un influencer (como autor, como intérprete o como mero participante); e igualmente hace referencia a la problemática derivada de la cesión de derechos a perpetuidad y a las obligaciones tributarias que se originan en este tipo de actividades.

La Presidenta de la Comisión de Influencers, Blanca Formariz, resalta el papel de la Comisión de Influencers como epicentro del impulso de un sector “que es tendencia y del que todavía se tiene una opinión distorsionada”. Blanca pone de relieve que el expertise en marketing de influencia de las empresas que integran la Comisión “ha dejado sentadas las bases para que el resto de los agentes involucrados en una campaña de influencers conozcan que hay una profesionalización que se ejerce en el día a día y se trata de un trabajo imprescindible de cara a seguir impulsando el sector”, y es que según Formariz, “las relaciones a largo plazo de los anunciantes con los influencers se traducen en un retorno que les beneficia”.

El documento ha sido elaborado por el grupo de trabajo de la Comisión de Influencers, formada por las empresas asociadas: 2btube, Animal Maker, Antevenio, BBVA, Binfluencer, Go Talents, GroupM, Havas Media, Isobar, Keeper Experience, nPeople, Publicis, Reech, Social Publi y Vizz.

 

Accede al Libro Blanco de Influencers aquí