La semana pasada, algunos artículos en medios sugirieron que la Autoridad de Protección de Datos de Bélgica había declarado que el Marco de Transparencia y Consentimiento, un sistema utilizado por cientos de miles de editores de sitios web y aplicaciones para garantizar la transparencia y el consentimiento en torno a la publicidad en línea infringía lo establecido en el RGPD. Como afirma IAB Europe, que refuta muchas de las conclusiones del informe, existen varias inexactitudes en los informes preliminares del Servicio de Inspección de la Autoridad de Protección de Datos belga.

Al comentar sobre la cobertura mediática reciente del informe de la Autoridad de Protección de Datos de Bélgica sobre el Marco de Transparencia y Consentimiento de IAB Europe, Townsend Feehan, CEO de IAB Europe, dijo:

Es sorprendente y decepcionante ver el grado en que la cobertura inicial de los medios de comunicación ha confundido completamente el contenido del informe. El informe no constituye una acusación del Marco de Transparencia y Consentimiento (TCF). Su investigación en relación con el TCF refleja un malentendido básico sobre su funcionamiento y, como consecuencia, no son relevantes o son altamente subjetivos.

Por ejemplo, la conclusión de que el Marco de Transparencia y Consentimiento necesita reglas sobre el tratamiento de datos de categorías especiales es incompatible con el hecho de que no se puede usar el Marco para tratar dichos datos. De la misma forma, IAB Europe no es indiferente incumplimiento del marco. Las políticas del TCF contienen requisitos explícitos para que los participantes notifiquen a IAB Europe cuando identifiquen una infracción y dejen de trabajar con partes que no cumplan.

En general, IAB Europe se esfuerza para garantizar el pleno cumplimiento de las Políticas del TCF y las prácticas establecidas en ellas, pero de ninguna manera pretende asumir la responsabilidad de hacer cumplir el RGPD, una responsabilidad que recae en las autoridades específicamente designadas para ese propósito por el regulador.”

Al comentar sobre la consideración de IAB Europe como un “responsable del tratamiento” según los términos del RGPD, Feehan dijo:

“Una asociación de la industria que opera un estándar destinado a ayudar a sus miembros a cumplir con la ley no puede considerarse un responsable del tratamiento, compartiendo así la responsabilidad legal con cada empresa que implementa el estándar. Esta interpretación, si se mantiene, eliminaría de un plumazo la posibilidad de que cualquier industria desarrolle un Código de Conducta para el RGPD, ya que dichos códigos inevitablemente necesitan una organización que coordine, y ninguna organización sin fines de lucro jamás podría asumir tal riesgo”.

“El impacto del informe en el Marco es insignificante. Su impacto en IAB Europe como organización, y en cualquier otro organismo de normalización que opere en Bélgica, es potencialmente perjudicial, aunque no está claro en qué se intenta proteger al consumidor, si es que se le protege”

En conclusión, Feehan declaró:

“El Marco de Transparencia y Consentimiento es el modelo más sofisticado y analizado de cumplimiento de RGPD para publicidad digital en el mundo. Este informe preliminar es solo la primera etapa de la revisión de la Agencia de Protección de Datos de Bélgica y no tiene ningún impacto en el funcionamiento del Marco. Nos enorgullecemos de la colaboración con todas las partes interesadas y esperamos colaborar con la autoridad belga en este asunto, al igual que ya nos hemos comprometido con varias autoridades de protección de datos en el desarrollo de la última versión del Marco”

 

IAB Spain apoya plenamente la respuesta de IAB Europe. Contrariamente a los titulares, la autoridad de protección de datos no ha encontrado que el TCF infrinja el RGPD. El informe además no es una decisión final ni vinculante.  Apoyaremos a IAB Europe durante los próximos meses en su defensa de este standard.

 

Puedes leer la declaración completa aquí

IAB Spain junto con la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y las asociaciones Autocontrol, aea y adigital han presentado la Guía sobre el uso de las cookies, actualización a la nueva normativa de la primera guía en Europa sobre esta materia elaborada conjuntamente por la autoridad de protección de datos y los representantes de la industria.

La Guía, cuya versión anterior acumula más de dos millones de descargas, recoge las orientaciones, garantías y obligaciones que la industria debe aplicar para utilizar tanto cookies como tecnologías similares (fingerprinting y otras) cumpliendo la legislación vigente. El papel esencial que juegan las cookies para la prestación de numerosos servicios en Internet y, a la vez, las implicaciones que tienen en la privacidad de los usuarios ha determinado la necesidad de implantar un sistema en el que el usuario sea consciente de quién, cómo y para qué se están utilizando sus datos personales.

Durante la presentación de la Guía, la Directora General de IAB Spain, Reyes Justribo, ha puesto de relieve que esta actualización marcará un hito “puesto que sitúa al consumir en el centro, promueve que la industria digital tenga una herramienta útil para aplicar lo dicta la ley y consigue que el negocio siga evolucionando”.

El documento analiza la necesidad de obtener el consentimiento informado de usuario antes de instalar las cookies, recogiendo tanto la obligación de transparencia en la información como el consentimiento en sí mismo, teniendo en cuenta que la nueva normativa de protección de datos establece unos requisitos más estrictos. Además, la Guía se complementa con ejemplos prácticos de fórmulas válidas para recabar el consentimiento de los usuarios.

En cuanto a la transparencia a la hora de ofrecer información, la Guía determina que la información debe ser concisa, transparente e inteligible, utilizando un lenguaje claro y sencillo. Por tanto, debe evitarse el uso de frases confusas como “usamos cookies para personalizar su contenido y crear una mejor experiencia para usted” o “para mejorar su navegación”, o frases como “podemos utilizar sus datos personales para ofrecer servicios personalizados” para referirse a cookies publicitarias que almacenan información sobre el comportamiento de los usuarios mediante el análisis de los hábitos de navegación.

En el caso de que un usuario preste su consentimiento para el uso de cookies, la información debe seguir siendo fácilmente accesible, promoviendo la información por capas. La Guía clarifica también que esta información se debe facilitar antes del uso o instalación de las cookies mediante un formato visible, y que deberá mantenerse hasta que el usuario realice la acción requerida para otorgar el consentimiento o rechazar la instalación.

Modalidades de consentimiento

Como ejemplo de modalidad válida para recabar el consentimiento, la Guía incluye las opciones de aceptar, rechazar o configurar las cookies. Se admite la opción de “seguir navegando” como fórmula válida para obtener el consentimiento tras haber informado de ello, reforzando las garantías para que pueda ser considerada como una clara acción afirmativa e incorporando procedimientos para que denegar el consentimiento pueda ser tan sencillo como prestarlo.

En este sentido, la Guía indica que será necesario que el usuario realice una acción que pueda calificarse como una clara acción afirmativa. A modo de ejemplo, podrá considerarse así navegar a una sección distinta del sitio web (que no sea la segunda capa informativa sobre cookies ni la política de privacidad), deslizar la barra de desplazamiento, cerrar el aviso de la primera capa o pulsar sobre algún contenido del servicio, sin que pueda considerarse una aceptación el hecho de permanecer visualizando la pantalla, mover el ratón o pulsar una tecla del teclado.

El enlace o botón para administrar las preferencias debe llevar al usuario directamente al panel de configuración y podrá integrarse en la segunda capa informativa. La Guía recoge que en el panel podrán implementarse dos botones: uno para aceptar todas las cookies y otro para rechazarlas todas. Estas posibilidades se admiten con el fin de facilitar la navegación del usuario evitando que tenga que ir marcando una por una las cookies que acepta o rechaza, partiendo de la premisa de que se le ha ofrecido una información granular que le permita tomar decisiones de forma selectiva.

En la segunda capa, se añade la obligación de facilitar información sobre las transferencias de datos a terceros países realizadas por el editor; sobre la elaboración de perfiles, cuando implique la toma de decisiones automatizadas con efectos jurídicos para el usuario o que le afecten significativamente; y sobre el periodo de conservación de los datos, para que de este modo la información que se suministra contenga los extremos del artículo 13 del Reglamento General de Protección de Datos.

Por otro lado, la Guía también incluye un apartado sobre “actualización del consentimiento” en el que se destaca como buena práctica que la validez del mismo para el uso de una determinada cookie no tenga una duración superior a 24 meses y, que durante este tiempo, se conserve la selección realizada por el usuario sobre sus preferencias, sin que se le solicite un nuevo consentimiento cada vez que visite la página en cuestión.

Normativa aplicable

Las soluciones propuestas en la presente guía pretenden ofrecer orientaciones sobre cómo cumplir las obligaciones previstas en el apartado segundo del artículo 22 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico (LSSI), en relación con el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y la Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos y garantía de los derechos digitales (LOPDGDD).

Dadas las múltiples complejidades que plantea el uso de las cookies, estas orientaciones no pretenden ofrecer una solución general y uniforme para el cumplimiento de la ley, sino que deben servir de guía para que las entidades adopten decisiones sobre la solución más adecuada a sus intereses y modelo de negocio.

Por último, hay que recordar que existen una serie de cookies exentas (cookies técnicas), que quedan excluidas del ámbito de aplicación del artículo 22.2 de la LSSI y sobre las que, por lo tanto, no es necesario informar ni obtener el consentimiento sobre su uso. No obstante, por razones de transparencia la Agencia recomienda informar de su utilización y recoge el siguiente ejemplo de cláusula informativa: “Este sitio web utiliza cookies que permiten el funcionamiento y la prestación de los servicios ofrecidos en el mismo”.

En la imagen, de izquierda a derecha: la Directora General de IAB Spain, Reyes Justribo; el Presidente de IAB Spain, Ángel Fernández Nebot; el Vocal Coordinador de la UA y Relaciones Institucionales AEPD, Jesús Rubí;  la Directora Jurídica de IAB Spain, Paula Ortiz y el Vicepresidente de IAB Spain, Tacho Orero.

Puedes descargarte la Guía aquí 

IAB Spain, la asociación de la publicidad, el marketing y la comunicación digital en España, ha lanzado el primer Libro Blanco de Influencers, elaborado en colaboración con la Comisión de Influencers de IAB Spain.

El sector de los influencers evoluciona a un ritmo incluso superior al del propio mercado y suscita numerosas inquietudes. Por ello y también con el objetivo de mejorar la credibilidad, la transparencia y la eficacia del sector, se ha presentado el Libro Blanco de Influencers. Una guía que pretende unificar criterios a la hora de definir formatos publicitarios, pricing y aspectos legales en este sector.

El lanzamiento de este primer Libro Blanco de Influencers supone un impulso más para acelerar el crecimiento económico de la publicidad digital. No solo porque se concibe como una guía a la hora de plantear una campaña con influencers sino porque también acerca a los anunciantes a este sector, entendiendo los retos y las novedades que lleva asociado.

En ese sentido, destaca que el Libro Blanco de Influencers define el ecosistema del marketing de influencers, presentando a los actores que lo componen y estableciendo una clasificación de quienes lo integran. Además, establece cuál es la estructura de una estrategia de marketing de influencers y pone de relieve cada uno de los actores. Asimismo, el Libro Blanco hace especial hincapié en la medición, indicando cuáles son las métricas a analizar antes y después de seleccionar un influencer, estableciendo los objetivos de una campaña con influencers y detallando los resultados por plataforma.

Dado que el marketing de influencers es un modelo de negocio relativamente nuevo y se sostiene en un ecosistema complejo, el Libro Blanco también establece una serie de pautas que arrojan luz sobre su funcionamiento. En esa línea, establece un código de buenas prácticas en materia de briefing, de propuesta y de negociación/acuerdo y dispone una serie de requisitos legales que todo influencer debe conocer antes de lanzar sus campañas. Desde sus obligaciones en términos de transparencia, como a la hora de dirigirse a determinados públicos objetivos (con especial atención a los menores de edad) o de atender a recomendaciones y mecanismos para demostrar el cumplimiento en diferentes plataformas sociales, según el soporte utilizado.

El Libro, además de poner de relieve los aspectos que debe recoger un contrato con influencers, también presta especial atención a la interacción de los influencers con los derechos de propiedad intelectual, indicando cuáles son las diferentes figuras que puede adoptar un influencer (como autor, como intérprete o como mero participante); e igualmente hace referencia a la problemática derivada de la cesión de derechos a perpetuidad y a las obligaciones tributarias que se originan en este tipo de actividades.

La Presidenta de la Comisión de Influencers, Blanca Formariz, resalta el papel de la Comisión de Influencers como epicentro del impulso de un sector “que es tendencia y del que todavía se tiene una opinión distorsionada”. Blanca pone de relieve que el expertise en marketing de influencia de las empresas que integran la Comisión “ha dejado sentadas las bases para que el resto de los agentes involucrados en una campaña de influencers conozcan que hay una profesionalización que se ejerce en el día a día y se trata de un trabajo imprescindible de cara a seguir impulsando el sector”, y es que según Formariz, “las relaciones a largo plazo de los anunciantes con los influencers se traducen en un retorno que les beneficia”.

El documento ha sido elaborado por el grupo de trabajo de la Comisión de Influencers, formada por las empresas asociadas: 2btube, Animal Maker, Antevenio, BBVA, Binfluencer, Go Talents, GroupM, Havas Media, Isobar, Keeper Experience, nPeople, Publicis, Reech, Social Publi y Vizz.

 

Accede al Libro Blanco de Influencers aquí 

Tras el éxito del primer taller práctico sobre el RGPD, lanzamos otras dos convocatorias en Madrid y Barcelona. Conoceréis de primera mano todas las implicaciones de esta norma y cómo solventarlas, como hacer una evaluación de impacto, evaluar el riesgo en vuestro tratamiento de datos, etc. Y todo ello de la mano de Ramón Miralles. Pensado a profesionales de legal así como equipos de negocio.