Estado de situación de la Propuesta de Reglamento de e-Privacy

A pesar de la ambición inicial de la Presidencia austriaca de aprobar el Reglamento de e-Privacy, la propuesta se ha estancado en el Consejo de la Unión Europea. En la última reunión del Consejo de Transporte, Telecomunicaciones y Energía (TTE) del 4 de diciembre se suscitó un debate sobre el informe de progreso de la Presidencia. La discusión se centró  en que, si bien hay una urgencia de concluir el texto después de dos años de negociaciones, hay una serie de cuestiones críticas que aún no están claras para las delegaciones de los Estados miembros. Entre ellos, los artículos 8 y 10 relativos a las cookies y los navegadores. Como os hemos venido contando, el Consejo ha matizado mucho el texto y propone eliminar el artículo 10 que establece que los navegadores por defecto cancelarán las cookies, siendo este uno de los artículos más representativos de la versión del Parlamento.

Además, existe una sensación cada vez mayor de que cuanto más tiempo pasa, más difícil es cerrar la brecha entre el Reglamento de e-Privacy, el RGPD y su implementación. Por último, varios Estados miembros han solicitado una evaluación de impacto de la norma actualizada  dado que la última se llevó a cabo hace tres años. A día de hoy no está claro cómo procederá el texto bajo la Presidencia rumana entrante y antes de las elecciones europeas de mayo de 2019.