smartphone

Los significados de las palabras “digital” y “móvil” se aproximan cada vez más. Si hasta ahora el marketing y la publicidad realizada a través de dispositivos móviles era una pata más dentro de la estrategia digital de las marcas, a día de hoy el móvil ha dejado de ser esa herramienta más para pasar a inundarlo todo y convertirse en componente indispensable de todas y cada una de las herramientas del marketing mix: web, e-mail, social media, video, search, e-commerce… Podemos decir que prácticamente todo es móvil.

Asimismo, la audiencia de los medios digitales ya se ha hecho multidispositivo, de manera que los usuarios acceden a contenidos digitales indistintamente a través de las pantallas de ordenadores, tabletas, smartphones e incluso televisiones conectadas. Pero independientemente del dispositivo que elijan, en algún momento de su experiencia digital los usuarios van a pasar sí o sí por el móvil, ya que este se está convirtiendo en el epicentro de toda estrategia digital. Los anunciantes lo saben, y por eso las marcas no quieren dejar escapar la oportunidad de estar donde está su público objetivo: en el móvil.

Pero hoy en día el concepto de “movilidad” no termina en los smartphones, pues no podemos olvidar los dispositivos wearables, como los smartwatches, que ya permiten que nos acerquemos aún más al día a día de los usuarios en sus actividades cotidianas como correr, hacer la compra, viajar… Qué será lo siguiente… ¿la realidad virtual?