Centrada en la evolución de los formatos digitales, sus principales propósitos son evangelizar al mercado con respecto al branding, orientar al cliente a definir bien sus objetivos de campaña y cómo conseguirlos, estandarizar formatos y nomenclatura y definir los KPIs que determinan los objetivos de Branding.